'Los 100': La venganza está en la naturaleza humana