Cuando un animal salvaje se descontrola, llama a 'Tarzán en la ciudad'