Dodson y Bedford vigilan los entrenamientos del contrario