Sacrificio, superación y una buena dosis de hidratación en el Triatlón de Barcelona