Irvine, a la dueña: "Esto está asqueroso, no me extraña que pierdas tanto dinero"