Los males de ojo y las maldiciones vudú son comunes en los pantanos