La pareja de abogados 'Franklin & Bash' traslada sus casos a Energy