Vuelven los clásicos y preferiblemente en azul
Olvida los bañadores tropicales, quédate con los deportivos
El bañador piscinero se impone a la bermuda