El equipo de Nueva Orleans se divide para tender una trampa a un peligroso criminal