Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Misiones internacionales y la incorporación de un agente doble al equipo, en la cuarta temporada de 'Último aviso'

Último avisoenergy.es

Continúa en la “lista negra” del Gobierno con una importante salvedad: varias organizaciones de inteligencia estadounidense requerirán sus servicios de manera extraoficial, incluida la C.I.A., la agencia para la que trabajaba antes de verse obligado a sobrevivir como agente freelance. Ésta es la nueva situación que vivirá Michael Westen en la cuarta temporada de la serie “Último aviso”, que Energy estrena en abierto el sábado 13 de octubre, a partir de las 22.00 horas.

Nominada a cuatro Premios Emmy -Mejor Actriz Secundaria a Sharon Gless en 2010, Mejor Coordinación de Escenas de Acción en 2009 y Mejor Edición de Sonido de Serie en 2011 y 2008-, la ficción, interpretada por Jeffrey Donovan (“Crossing Jordan”), Gabrielle Anwar (“Los Tudor”) y Bruce Campbell (“Spiderman”), contará con la incorporación de Coby Bell (“The Game”), que dará vida a Jesse Porter, un agente doble que se unirá al equipo del protagonista.
En la nueva entrega de episodios, Michael compaginará sus investigaciones en casos de poca monta con la búsqueda de nuevas claves que le permitan averiguar las verdaderas razones por las que fue excluido de la C.I.A. Humor, intriga y acción estarán presentes en las nuevas y arriesgadas misiones que abordará el equipo liderado por Weston.

Aunque oficialmente sigue fuera de la C.I.A., Michael Westen comenzará a llevar a cabo trabajos puntuales para la agencia de inteligencia de manera extraoficial, cometido que compaginará con su labor como agente secreto freelance. Otra de las organizaciones gubernamentales que requerirá sus servicios será el F.B.I. cuando dos agentes federales le piden ayuda para encontrar a un testigo en paradero desconocido. Además, su equipo, formado por Fiona, una exterrorista del IRA, y Sam Axe, su amigo y agente a punto de retirarse, contará con un nuevo miembro: Jesse Porter, un exagente del Departamento de Defensa.
Organizaciones terroristas, traficantes de armas sin escrúpulos, peligrosos mafiosos, sanguinarios asesinos, sicarios profesionales y antiguos enemigos son algunas de las amenazas a las que se enfrentará Michael mientras trata de ayudar a sus clientes, personas desesperadas que no pueden acudir a la policía para solucionar sus problemas.
En la nueva entrega de capítulos, Westen descubrirá nuevas pistas que podrían permitirle conocer los motivos por los que se encuentra en la “lista negra” del Gobierno, al tiempo que afianzará su relación con su novia Fiona.
Además, varios miembros del equipo viajarán a la ciudad de Santo Domingo para asistir a la subasta de una lista gubernamental de agentes dobles, descifrada por un especialista en criptografía, que tratarán de sacar del país caribeño.