Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Energy no pierde su esencia ni su identidad

Productos Energyenergy.es

Energy evoluciona con una nueva imagen, pero eso no significa que desaparezcan los clásicos de la cadena, su seña de identidad, el ADN de Energy. Vamos a poder seguir viendo y disfrutando, con más energía todavía, de todos sus productos. Queremos que encuentres tu evasión, tu estilo, tu emoción y tu entretenimiento, el que te impulsa a elegir lo mejor. La energía marca nuestra forma de ser, es la fórmula de una generación con espíritu extremo. Por eso, te seguiremos ofreciendo lo mejor.

'Quien da más':
En este docurreality en el que prima la intuición del 'pujador', decenas de objetos personales salen a subasta en cada entrega del programa. Para descubrir tesoros escondidos, los almacenes de subastas son los lugares idóneos donde algunos oportunistas pujan por artículos sin dueño, esperando encontrar los más valiosos. Darrell, Jarrod, Brandon, Dave y Barri son algunos de los 'pujadores' profesionales que protagonizan '¿Quién da más?', el docurreality de subastas que Energy emite.
'Embargo por sorpresa':
En este programa, todo puede ser susceptible de embargo si no se pagan las deudas: Coches, motos, bicicletas, limusinas e incluso globos aerostáticos, camiones de helados y cabinas de Rayos Uva.  'Embargo por sorpresa' reconstruye casos basados en hechos reales protagonizados por un grupo de profesionales que se dedican a embargar los bienes de personas que se encuentran en el límite de sus economías y no pueden hacer frente a sus facturas. Los Pizarro se llevan sus pertenencias sin que sus víctimas puedan hacer nada por impedirlo
'Crónicas carnívoras':
Adam Richman viaja por todo Estados Unidos para explorar la cultura gastronómica de este país. Elige la mejor y peor comida de cada ciudad y sus locales legendarios, pero sobre todo busca menús peculiares por su tamaño - como las que incluyen la salchicha, la hamburguesa o la pizza más grande- o por cualquier otra característica en su forma de elaboración En cada episodio Adam Richman habla con los dueños de los restaurantes y con sus clientes para que ofrezcan su opinión de estos menús tan peculiares, pero también se enfrenta a increíbles desafíos gastronómicos, como terminarse una hamburguesa de más de 85 kilos entre Richman y otros 40 comensales en tan sólo dos horas.
Cena imposible
'Reforma Brutal':
Los objetivos de Mike Baird y Doug Clark son viviendas que necesitan más que una reforma . Ellos son los encargados de convertirlas en las casa ideales de sus futuros vendedores y, así, consiguen beneficios. Antes de cada reforma, Mike Baird y Doug Clark eligen una vivienda, la compran, la cambian de arriba abajo y la vuelven a vender para obtener beneficios. Este es su modus operandi, aunque, los restauradores se encontrarán con problemas de difícil solución: una casa que fue un antiguo laboratorio de metanfetamina, una vivienda tomada por una pandilla callejera que la utilizan como club privado u otra colonizada por miles de abejas.
'Los reyes del trueque':
Anthony Palazzola y Steve McHugh, parten de un objeto pequeño o de escaso valor y pueden terminar teniendo un auténtico tesoro valorado en miles de dólares: un barco de alta velocidad, un caballo, un carrito de golf, un coche, una mesa de billar e incluso un diamante serán los objetos que se propondrán conseguir ‘Los reyes del trueque’ en sus primeras entregas. Gracias a este negocio, en el que el dinero nunca forma parte del proceso, sus protagonistas estiman sus ganancias en un beneficio de entre 3.000 y 5.000 dólares semanales.
'Cena imposible':
Ya sea para pocos comensales o para muchos, Roberto Irvine hace menús extraordinarios y creativos, y lo más difícil, sin antelación. El chef cocinará en muchos lugares, ya sea en una pequeña isla de Nueva Inglaterra o en un hotel de hielo y para comensales de todo tipo: vaqueros, maestros, instructores del Instituto Culinario de Estados Unidos o personalidades que acuden a la toma de posesión del gobernador de Pensilvania, entre otros.